Aceite de oliva ecológico

Consumir productos ecológicos es una tendencia que viene creciendo con el paso de los años, la gente apunta a lo sano y natural; y por supuesto el aceite de oliva ecológico está en los primeros lugares de preferencia.

Producción del aceite de oliva ecológico

Dentro del proceso que se lleva a cabo para el cultivo del olivar los métodos que se utilizan son 100% naturales; así mismo, para combatir plagas y enfermedades se hace uso solo de productos orgánicos.

Por supuesto que, esto encarece el costo del producto final.

Sin embargo, el resultado es un aceite de oliva ecológico extraordinariamente puro.

EL proceso de la aceituna para obtener el aceite de oliva desde su recolección hasta su procesamiento siempre será menor a 24 horas, con el fin de que esté lo más fresca y natural posible.

Diferencias entre el aceite de oliva ecológico y el convencional

Durante el proceso de siembra y cultivo del olivar para obtener el aceite de oliva tradicional, se realizan labores de limpieza y prevención de plagas haciendo uso de químicos que obviamente se integran al resultado final que se ofrece en las mesas.

Mientras que, el proceso que se ejecuta para la elaboración del aceite de oliva ecológico desde su siembra hasta su fabricación, se lleva a cabo bajo estrictas medidas que integran el respeto por la naturaleza y el medio ambiente.

De igual manera, se dispone de la proliferación de animales que ayuden de manera natural, a combatir las plagas que comúnmente atacan estos cultivos, así como tratamientos térmicos.

El aceite de oliva ecológico tiene un nivel de acidez bastante inferior al 0,2%; y cuenta con una muy buena intensidad de su amargo y picante característico.

Hace mayor énfasis en todas las labores agrícolas, desde el inicio del proceso de la obtención de la materia prima para la producción de este aceite orgánico.

Proceso del aceite de oliva ecológico para su calidad

Se logra un equilibrio natural entre la fauna y la flora del entorno y al mismo tiempo se consigue la creación de un producto de mayor calidad para el consumo humano.

Es procesada variedades de olivo de mayor resistencia a las plagas que habitualmente suelen presentarse.

Se controlan las malas hierbas de manera natural con productos orgánicos, quedando totalmente fuera del proceso los herbicidas o cualquier elemento químico.

Por lo general, se suele realizar pastoreo de rebaños de ovejas o cabras entre el olivar con el fin de eliminar la maleza; lo cual tiene una doble ventaja y propósito, puesto que se aprovecha el abono orgánico generado por estos bovinos.

Mientras que las hiervas que se localizan en las calles o al pie de las plantas de olivo se retiran con maquinaria manual.

Adicional a ello, para la fertilización del suelo donde se produce el aceite de oliva ecológico se hace uso de abonos orgánicos, pudiendo ser estos de origen vegetal o animal.

Para ello se pueden conseguir diversas opciones; entre estas el humus de lombrices, el cual es resultante de la descomposición de la materia orgánica proveniente de estos animales rastreros.

Pero el principal producto que se aprovecha en estas labores agrícolas para la siembra y cultivo del olivar son todos aquellos desperdicios resultantes del proceso de producción del aceite de oliva, las partes sólidas de la aceituna y los residuos grasos.

Conocido como alperujo, no es más que lo que resulta de moler las aceitunas en las almazaras o molinos.

¿Mejor sabor que el convencional?

Definitivamente tanto el aceite de oliva convencional como el aceite de oliva ecológico son muy buenos productos y; se ha demostrado a lo largo de la historia.

Ambos aceites son obtenidos del zumo de la aceituna sin agregar conservantes ni aditivos, por lo que son un alimento muy natural; por ello se cree que la calidad y el sabor obtenido no varía.

Sin embargo, cuando se maneja ecológicamente se obtiene un aceite con un nivel de acidez bastante inferior al obtenido en el proceso convencional.

Y por supuesto que, mientras menos químicos se utilicen en todo el proceso de producción siempre será mucho mejor para el organismo y para el medio ambiente.

Pero evidentemente, al no contar con productos químicos en ninguna de las etapas del proceso productivo; sí hay una diferencia considerable, puesto que resulta ser un producto totalmente natural.

Razones para preferir el aceite de oliva ecológico

El aceite de oliva ecológico le garantiza al consumidor que efectivamente no contienen ningún rastro de pesticidas, herbicidas, aditivos, hormonas, o algún otro tipo de elemento contaminante.

Un producto más saludable, muy nutritivo, de alta calidad, mucha frescura y grandioso sabor.

Se logra con este tipo de procesos el respeto de los recursos naturales; por lo tanto, se contribuye a la sostenibilidad del planeta.

¿Cómo saber si realmente es ecológico?

En Europa para garantizar que efectivamente es un producto orgánico; se verifica muy bien todo el proceso productivo, incluso la maquinaria y utensilios que se ven involucrados en el mismo.

Por esta razón se dispone de aceitunas en perfecto estado sanitario y cultivadas bajo estándares ecológicos certificados en el reglamento europeo (2018/848).

Esta legislación determina de manera explícita cómo se debe controlar la fabricación de los productos ecológicos; certificando de este modo al productor que cumple con los requisitos establecidos.

Para ello realizan tomas de muestras del suelo, hojas y frutos; con el propósito de verificar que realmente cumple con lo determinado en la ley.

Se ejecuta un seguimiento minucioso de todo el proceso evolutivo desde la obtención de la aceituna hasta la transformación en aceite de oliva ecológico; verificando muy de cerca cada una de las etapas.

Establece el reglamento claramente que, en el proceso de evolución de la aceituna hasta llegar al producto final, no se pueden usar técnicas con el fin de reconstruir aquellas propiedades que pudieran haberse perdido en el procedimiento de obtención del producto.

Por lo que se prohíbe la refinación o la mezcla del aceite obtenido con otras sustancias o aceites refinados.

Curiosidad

Solo los aceites de oliva virgen extra y virgen pueden ser etiquetados como aceite de oliva ecológico.

Deja un comentario